20 de junio de 2016

La cualidad que más nos acerca al corazón de Dios


No es la forma en que mira, ni cómo mueve sus pies al dormir, quizás en lo que más se parece mi hija a mí es que ella es un poco testaruda (a veces J). Estoy seguro que todos tenemos algo de nuestros padres, y quizás en algún momento las personas cercanas a nosotros han identificado alguna cualidad que los hace pensar en voz alta “Es igualito a su Padre o a su Madre”.

¿Te has preguntado que cualidad nos hace parecernos más a Dios?

El perdón.

13 de junio de 2016

¿Bueno o malo?


Vamos a estudiar la siguiente escritura en Romanos.

Romanos 7:14-25
Sabemos que la ley es espiritual, pero yo soy débil, vendido como esclavo al pecado. No entiendo el resultado de mis acciones, pues no hago lo que quiero, y en cambio aquello que odio es precisamente lo que hago. Pero si lo que hago es lo que no quiero hacer, reconozco con ello que la ley es buena. Así que ya no soy yo quien lo hace, sino el pecado que está en mí. Porque yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza débil, no reside el bien; pues aunque tengo el deseo de hacer lo bueno, no soy capaz de hacerlo. No hago lo bueno que quiero hacer, sino lo malo que no quiero hacer. Ahora bien, si hago lo que no quiero hacer, ya no soy yo quien lo hace, sino el pecado que está en mí. Me doy cuenta de que, aun queriendo hacer el bien, solamente encuentro el mal a mi alcance. En mi interior me gusta la ley de Dios, pero veo en mí algo que se opone a mi capacidad de razonar: es la ley del pecado, que está en mí y que me tiene preso. ¡Desdichado de mí! ¿Quién me librará del poder de la muerte que está en mi cuerpo? Solamente Dios, a quien doy gracias por medio de nuestro Señor Jesucristo. En conclusión: yo entiendo que debo someterme a la ley de Dios, pero en mi debilidad estoy sometido a la ley del pecado.

19 de noviembre de 2014

Escogiendo la mejor parte

Lucas 10:38-42
38  Jesús siguió su camino y llegó a una aldea, donde una mujer llamada Marta lo hospedó. 39  Marta tenía una hermana llamada María, la cual se sentó a los pies de Jesús para escuchar lo que él decía. 40  Pero Marta, que estaba atareada con sus muchos quehaceres, se acercó a Jesús y le dijo: –Señor, ¿no te preocupa nada que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude. 41  Pero Jesús le contestó:–Marta, Marta, estás preocupada y te inquietas por demasiadas cosas, 42  pero solo una cosa es necesaria. María ha escogido la mejor parte, y nadie se la va a quitar.

10 de septiembre de 2014

¡Oremos sin desanimarnos!

Orar sin obtener respuesta puede llegar a ser desanimánte hasta el punto de desistir seguir haciéndolo.
En muchas ocasiones llegamos a sentirnos frustrados al no ver respuestas o dirección de Dios. Este devocional tiene el mismo propósito por el cual Jesús contó la parábola de la viuda insistente “No desanimarnos en nuestras oraciones”. Lo uno lleva a lo otro, el desanimo detiene nuestras oraciones, pero si leemos el desenlace de la historia veremos tiene cómo propósito revertir la situación e inyectar Fe en nuestras oraciones. Miremos la escritura…

26 de agosto de 2014

¡El Dios que anima a los desanimados!


Cuando hablamos de animo no hay uno que no se haya sentido en su momento bajo de energías o triste o sin ganas. Cómo Cristianos quisiéramos estar siempre contentos, y vivir en un estado de éxtasis permanente, pero a veces no es así.

¿Qué tanto afecta los estados de ánimo a las personas? Mucho. Miremos lo que nos dice proverbios.

6 de agosto de 2014

Yo puedo calmar tu sed


El agua es fundamental para nuestra vida. “TODOS NECESITAMOS DEL AGUA” De hecho se puede vivir sin alimento varios días, pero sólo se sobrevive unos pocos días sin agua.

Tan importante es el agua y tan rica sobre todo cuando estamos cansados. (Quien no se toma con gusto un vaso de agua heladita después de una actividad desgastante).
Así como nos cansamos físicamente (algunos mas que otros) y necesitamos desesperadamente el agua para hidratarnos, así también nos pasa espiritualmente, muchas veces nos sentimos cansados, sentimos que necesitamos algo que nos haga sentir llenos, satisfechos y eso solo puede ocurrir si vamos a la fuente de toda vida que es Dios.

21 de julio de 2014

Lo mejor de Dios Padre para sus hijos


Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a quienes se las pidan.
Mateo 7:11

Ver a nuestros hijos reír, correr, hablar, dormir, nos hace sentirnos agradecidos con la oportunidad de ser Padres, y nos hace entender que han llenado un espacio en nuestra vida que es único. Escucharlos decir “Papá” o “Mamá” es tan satisfactorio como escuchar nuestra música favorita.

8 de julio de 2014

Dios como un Padre


En las siguientes reflexiones los invito a que miremos a Dios en su naturaleza de Padre. Me impresiona cómo podemos visualizar a Dios y su semejanza con el corazón cercano de un Padre a un hijo. ¿Te anima? ¡Comencemos!

Mateo 6:9
Ustedes deben orar así:
«Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre